Utilizamos cookies para facilitar tu experiencia en la navegación por nuestra página web. Si como usuario visitas nuestra página web, entendemos que nos ofreces tu consentimiento para el uso de cookies.

Una de las mejores elaboraciones bordelesas de la añada. Un Pauillac de un refinamiento único

Château Pontet-Canet 2014 - ¡Uno de los más grandes de la añada! 4.3★ 98pts J. Suckling 96+pts Vinous...

99.00€ / botella

Botellas
Precio de lista (130.00€/botella)
Descuento
Tu precio (99.00€/botella)

Lo sentimos, esta oferta especial ya no está disponible, pero tenemos unas nuevas y exclusivas propuestas para ti.

La oferta finaliza en

00días 00horas: 00minutos: 00segundos
none
Vivino 4.3★ (19894 valoraciones)
James Suckling
98 / 100
Vinous
96+ / 100
Wine Enthusiast ¡Cellar Selection!
96 / 100
Robert Parker
94 / 100
Wine Spectator
93 / 100
Bettane + Dessauve
18.5 / 20
Château Pontet-Canet (4.3★ 21613 valoraciones) Premium Winery

Monumental cabernet de Pauillac, para muchos la mejor denominación del mundo. Un tinto biodinámico que reinventa el Médoc. Uno de los más grande de Burdeos de la añada 2014. Para tomar ahora o guardar unos cuantos años ¿Aguantarás? Tu decides...

98 pts James Suckling - 03/02/2013 "Extraordinario."

96+ pts Vinous - Enero 2015 "Extremadamente exquisito."

96 pts Cellar's Selection Wine Enthusiast - 01/07/2017 "Una impresionante pureza."

94 pts Rober Parker -31/03/2017 "Soberano."

93 pts Wine Spectator - 31/03/2016 "Más que notable."

18,5 pts Bettane + Dessauve 2017 "Admirable. Uno de los más grandes de la añada."

¡Comprálo ahora al mejor precio del mercado con portes gratis!

Sobre el vino

El Château Pontet-Canet 2014 es un tinto médocain, la más alta jerarquía geográfica en la región de Burdeos, que suma galones de todo tipo, tanto históricos como contemporáneos. Pontet-Canet fue en su origen una de las propiedades estelares de la appellation, no sólo por su posición central en pleno corazón de la más grande villa del Médoc (Pauillac) y haber sido elegida en 1855 como 5º cru classé sino, sobre todo, por haber sido capaz de reinventarse modernamente con la llegada en los años 80 del siglo pasado de la familia Tesseron. Una preciosa inquietud comenzó a iluminar la voluntad de los Tesseron, primero en una dirección ecológica y después biodinámica (plenamente certificada desde 2010), aunque este “giro de tuerca” resulta más sencillo sobre el papel que en la práctica: si la calidad de los vinos no alcanza la altura adecuada, los mercados abandonan el favor por la marca y todo el esfuerzo se queda, literalmente, en agua de borrajas. No ha sido el caso del Pontet-Canet, el cual, además de su zambullida ecológica con una gestión del viñedo sumamente rigurosa, ha recuperado también su mejor expresión enológica: la Cabernet Sauvignon como fundamento esencial de su carácter, largos encubados, sólo los vinos de Merlot de más edad cumplen la maloláctica en barricas de roble, y una crianza de año y medio en una tradicional combinación de cemento y barricas (aproximadamente la mitad de ellas nuevas, con un progresivo incremento de las usadas para potenciar la expresión de “terroir”) son algunos de los elementos que complementan el trabajo vitícola, que sigue siendo fundamental en la casa, de cara a construir uno de los tintos con más identidad del mundo.

Granate cubierto y casi opaco, el Château Pontet-Canet 2014 muestra en nariz una pujanza de fruta silvestre negra (grosella, moras, arándanos) de óptima madurez y con finos apuntes a confitura licorosa y ¡hollejo soleado en maceración! (lo cual parece garantizar su relativa juventud y potencial de guarda), un delicado gesto a maderas fragantes, excepcionales valores balsámicos (hierbas, flores, regaliz negro) y especiados (clavo, macis, pimentón dulce), y un fondo ahumado y mineral de notable expresión geográfica. En boca la fruta silvestre se muestra carnosa y dulce, y el vino una marcada tanicidad, textura cerúlea y estructura, con finos apuntes tostados y ahumados de la madera, frutillos acídulos en el paladar medio, una formidable acidez cítrica que equilibra los valores licorosos y ligeramente dulces de la fruta y el roble, cierta frescura especiada y balsámica, y un largo y equilibrado final en el que se hacen relevantes de nuevo los pujantes valores de fruta juntos a matices minerales (piedra ahumada) e incluso florales de inusitada naturaleza.

EnologíaJean-Michel Comme
Denominación de OrigenA.O.C. Pauillac
ViñedoSelección de viñas en las algo más de ochenta hectáreas en propiedad 
Variedades65% Cabernet Sauvignon, 30% Merlot, 5% Petit Verdot
Contenido Alcohólico13.5% 
CrianzaEn torno a año y medio en una crianza combinada de depósitos de cemento y barricas (mayoritariamente nuevas) de roble francés

Sobre la bodega

El hombre que presta su apellido al château, Jean-François de Pontet (al cual es costumbre en Burdeos añadir un toponímico local, en este caso el “Canet”) fue “Gran Ecuyer” (algo así como “maestro ecustre”) en la corte de Louis XV. A su regreso a la región de Burdeos, fue nombrado gobernador del Médoc. En 1705 adquirió varias hectáreas al norte de la villa de Pauillac, que fueron plantadas con viñas. Un siglo y medio después, la propiedad fue adquirida por un comerciante danés, Hermann Cruse, quien curiosamente contrató al ingeniero polaco Théophile Skawinski, quien construiría en Pontet-Canet una bodega pionera en la región en el trabajo “por gravedad” y llegaría a ser propietario del vecino ¡Château Léoville-Las Cases! La familia Cruse se mantuvo al frente de la propiedad hasta que, en 1975, cuando la adquirió Guy Tesseron, igualmente comerciante (aunque de cognac) que en poco más de una década, y en estrecha colaboración con un técnico de excepción (Jean-Michel Comme), fue capaz de “reconstruir” Pontet-Canet tanto desde el punto de vista conceptual como físico, con un particular acento en la expresión de “terroir”. Hoy en día son sus herederos (su hijo Alfred y su nieta Mélanie) quienes han tomado la rienda de la exigente gestión de una propiedad única, con una singularidad, dentro del relativamente estrecho y (tal vez en exceso) conservador ámbito bordelés, de verdad excepcional.

Sobre el viñedo

Lo ha dicho en alguna ocasión el actual propietario, Alfred, hijo del prohombre, Guy Tesseron, que iniciara a finales del siglo pasado la rehabilitación contemporánea de Pontet-Canet: “Ni yo ni miembro alguno de mi equipo somos enólogos. Como la mayor parte del trabajo se realiza en el viñedo, mejor llamarnos viñadores”. Ese excepcional foco en el trabajo en la viña, que podría considerarse una de las más ejemplares expresiones del concepto de “terroir” en el mundo, es sin duda la quintaesencia de la histórica propiedad de Pauillac. Dos son las zonas en las que se segmentan las aproximadamente 80 hectáreas de viñedo de la propiedad (junto a su insigne vecino, Mouton-Rothschild, las de mayor altitud de la región ya que ¡treinta metros en junto al mar resultan excepcionales!): el “Plateau”, la zona más cualitiativa, con gravas gunzianas (por el periodo geológico) en la que la mayoritaria Cabernet Sauvignon (60% de su viñedo) se expresa de forma ejemplar, y otras 14 hectáreas en el vecino (por el norte) municipio de Le Pouyalet. Importante señalar que, desde el 2010, Pontet-Canet posee tanto la certificación ecológica (Ecocert) como la biodinámica (Biodyvin) para la totalidad de su viñedo, algo absolutamente pionero en el ámbito bordelés. Igualmente, desde 1995 tienen plantada una variedad en decadencia, la Petit Verdot, que poco a poco y a pesar de que sólo supone un 2% de su viñedo ha ido añadiendo a los vinos un excepcional carácter especiado.

Sobre el enólogo       

No ha habido posiblemente en el ámbito del vino una declaración de principios tan sincera, precisa y excepcional como la que hace poco tiempo hiciera Alfred Tesseron, cuando señalaba que ni él ni miembro alguno del equipo de Pontet-Canet era “enólogo” de profesión, a lo que añadía un mensaje más que explícito que señalaba que sus vinos son “para beberlos, no para catarlos”. Sin el magnífico entendimiento cultural y filosófico entre la familia Tesseron (primero con el padre, Guy, después con su hijo, Alfred, y ahora además con la Mélanie, respectivamente nieta y sobrina de ambos) y Jean-Michel Comme, nada del fabuloso renacimiento moderno del château hubiera sido posible. En el lejano 1989, Alfred contrató a Jean-Michel como técnico vitícola, si bien lo promocionó de forma casi inmediata a “régisseur”, un término que en el Bordeaux histórico supone la más absoluta dirección técnica. Formado en la bodelesa ENITA, tal vez la más elitista de las facultades francesas del vino (donde también ha estudiado Mélanie Tesseron), Jean-Michel trabajó previamente en el grupo francés Moueix y después en la bodega californiana (Napa Valley) Pine Ridge.

"De Vivino para ti"
Greg

Vivino 4.3★ (Usuarios App - 19894 valoraciones) “De las mejores cosechas de los ultinos 100 años... de un terroir legendario como pauillac y un super second como pontet canet... se alinearon los planetas. Fruta negra madura, trufa negra, cuero humedo, pimientos, un leve dejo a ruda, tomillo, laurel, algo de regaliz... en fin.... no me alcanza la paleta para describirlo.. un vino que tiene capas y capas... un top mundial que reclama un paladar entrenado para apreciarlo en su total magnitud.” P. S. (Usuario Vivino) Solo una palabra... INCREÍBLE!" R. T. (Usuario Vivino)

4.3★ Vivino - Château Pontet-Canet (21613 valoraciones) - Premium Winery

98 pts - James Suckling - 14/02/2017 "Un extraordinario vino (si tenemos en cuenta la añada) que se muestra algo hermético en nariz, aún con más notas especiadas que de fruta. Hay también tierra húmeda, si bien el paladar abunda mayoritariamente en una expresión madura a la par que sutil, y el largo final, de enorme complejidad, parece no acabar nunca."

96 pts - Wine Enthusiast - Cellar's Selection - 01/04/2017 "Un vino con una fabulosa estructura, potente tanicidad y una intensa expresión de frutos negros. El compromiso biodinámico de la propiedad garantiza unas uvas y unos vinos de una impresionante pureza, con firme tanicidad y estructura (abundan las notas a piel de ciruelas negras) y una intensa acidez. Vigoroso y franco, y con un enorme potencial de guarda."

96+ pts - Josh Reynolds - Vinous - Abril 2015 "Con un núcleo amplio y nítido, el Pontet-Canet 2014 es uno de los vinos más chulos de la añada. Un auténtico festival de violetas, lavanda, menta, especias, ciruelas y cuero nuevo se revela en el paladar de este extremadamente exquisito vino, que además está dotado de una magnífica a la par que recatada amplitud, y una pureza casi cristalina. Sin duda una de las mejores elaboraciones bordelesas de la añada, este 2014 no muestra sin embargo una potencia superlativa; es más bien un Pauillac de un refinamiento único. Elaborado a partes iguales en cemento y roble, su crianza combina el roble nuevo (50%), un 15% de roble de más de un uso, y ánforas (35%), y conjuga Cabernet Sauvignon (65%), Merlot (30%) con un de 5% Petit Verdot. Personalmente, se me hace complicada la espera para volver a probarlo una vez embotellado."

94 pts -  eRobertParker #232 – Marzo 2017 “Tuve ocasión de probar el Pontet-Canet 2014, ahora ya embotellado, durante mi viaje a Burdeos. Tiene una nariz muy atractiva, con notas de frutos negros y apuntes de grafito, incienso, violetas, y se muestra tal vez algo menos austero que cuando lo caté en barrica. El paladar resulta relativamente potente, con una pujante expresión tánica gracias a su soberano nervio ácido. De este Pontet-Canet me gusta sobre todo su nitidez expresiva, con una correcta linealidad, notas a mina de lápiz hacia el final, con un carácter más ajustado a su origen (Pauillac) que añadas precedentes y, sobre todo, un final más clásico y típico de la appellation, precisamente el rasgo que se hizo más aparente cuando lo caté de barrica."

93 pts - Wine Spectator - 31/03/2017 "En este (vino) se aprecia un apunte mentolado, además de un amplio núcleo de moras en sazón, grosella y ciruelas. Matices anisados y una estructura ligeramente lodosa que regala una buena amplitud se encargan de construir el final. Necesita algo de tiempo para conjugarse, si bien la fruta es más que notable. Se recomienda su consumo entre 2020 y 2030."

18,5 pts - Bettane + Desseauve "Un des plus grands vins du millésime, d'un étonnant velouté de texture et d'un fruit d'une pureté admirable. Il confirme toutes ses promesses de naissance."

Fotos: Château Pontet-Canet , bodega y viñedos.

Saber más sobre Château Pontet-Canet 2014 - ¡Uno de los más grandes de la añada! 4.3★ 98pts J. Suckling 96+pts Vinous... en www.vivino.com

¿ERES MAYOR DE EDAD?

Esta web está reservada a personas mayores de 18 años, con edad legal para consumir alcohol conforme con la legislación española vigente. Te aconsejamos que no intentes entrar en este sitio si no cumples con este requisito.

SI, TENGO 18 AÑOS O MÁS