Utilizamos cookies para facilitar tu experiencia en la navegación por nuestra página web. Si como usuario visitas nuestra página web, entendemos que nos ofreces tu consentimiento para el uso de cookies.

"La quintaesencia de la elegancia clásica típica en Burdeos" R. Parker

Château Léoville Las Cases 2010 - ¡La perfección! 4.5★ 100pts Wine Enthusiast 99pts Wine Spectator 96+pts R. Parker...

275.00€ / botella

Botellas
Precio de lista (350.00€/botella)
Descuento
Tu precio (275.00€/botella)

Lo sentimos, esta oferta especial ya no está disponible, pero tenemos unas nuevas y exclusivas propuestas para ti.

La oferta finaliza en

00días 00horas: 00minutos: 00segundos
none
Vivino 4.5★ (241 valoraciones)
Wine Enthusiast ¡Cellar Selection!
100 / 100
Wine Spectator
99 / 100
James Suckling
99 / 100
Robert Parker
96+ / 100
La Revue du Vin de France
20 / 20
Guide Hachette ¡Coup de coeur!
Château Léoville Las Cases (4.3★ 25583 valoraciones) Premium Winery

Advertencia: este tinto bordelés es un vino caro. Y seguimos advirtiendo: nunca defrauda. Invierte en placer, del más duradero. Prepárate a vivir un momento mágico. La perfección a un nivel superior. "Inmenso", "admirable", "extraordinario"... Una añada para el recuerdo, una experiencia casi esotérica... 

En el Top 1% de todos los vinos del Mundo Vivino

3 estrellas y Coup de Coeur Guía Hachette 2014 "Extraordinario."

100 pts Cellar's Selection Wine Enthusiast - 01/05/2013 "Un gran vino."

99 pts Wine Spectator - 31/03/2016 "Extraordinario y puro."

99 pts James Suckling - 03/02/2013 "Textura carnosa a la vez que suculenta."

96+ pts Rober Parker - 28/02/2013 "Preciso y firme."

95+ pts Vinous - Enero 2015 "Deliciosamente sedoso."

20 pts La Revue du Vin de France "Inmenso. La excelencia del viñedo francés."

19,5 pts Bettane + Desseauve "Admirable. Una joya para la próxima generación."

¡Comprálo ahora al mejor precio del mercado con portes gratis!

Sobre el vino

La autenticidad del más Burdeos original (tanto en sentido filosófico como vitivinícola) bien vale la pena el esfuerzo dinerario. Con toda seguridad, el Léoville-Las Cases 2010 es el vino “más grande” que te hemos ofrecido en Vivino desde el comienzo de nuestra andadura en España hace poco más de dos años. No nos atrevemos a decir que “el mejor”, que es siempre cuestión de gustos, pero sí el más singular. Construido a la vieja usanza bordelesa con el objetivo de la larga guarda y la más genuina evolución en botella a partir de una soberana y mayoritaria Cabernet Sauvignon de más de cincuenta años, cabe perdonar a la propiedad bordelesa la tal vez exagerada licencia de nombrar a este vino en su etiqueta como “Grand Vin de Léoville du Marquis de Las Cases” cuando todo el mundo lo abrevia por razones que funden la injusticia histórica de dejarlo fuera de la histórica clasificación de 1855 (que perfiló el mapa jerárquico en la región y lo relegaron a la “segunda división”, cuando era un indiscutible “grande”), y las de la familiaridad o reconocimiento popular que sí sabe con sencilla exactitud de su grandeza. Las primeras evaluaciones del año Château Léoville-Las Cases 2010 por parte de los críticos más afamados son del año 2013, y todas coincidían, más allá de lo excepcional de la añada en la propiedad (pocos vinos de Saint-Julien, en el corazón del mejor Burdeos, pueden ofrecer dos añadas consecutivas de tal altura cualitativa como la 2009 y la 2010 en Las Cases) en que el período mínimo de guarda antes de su consumo era de seis años. Por una vez hemos de darle la razón a los gurús: este magistral y potente tinto bordelés muestra en este momento lo mejor de su carácter, además de que se advierte que el potencial de guarda es todavía excepcionalmente amplio, con seguridad hasta más allá del 2040. ¿Su crianza y constitución? Importa, pero poco, porque es convencional y sobradamente sencilla: en torno a un año y medio en barricas de (mayoritariamente) roble francés nuevo tras la igualmente convencional maloláctica.

Granate oscuro con brillos rojizos de notable intensidad, el Léoville-Las Cases 2010muestra una nariz madura y varietal en la que predomina el carácter a confitura de frutos silvestres (grosella, arándanos) típico de la mejor Cabernet, con un delicioso rebozo a chocolate negro y pimentón dulce ahumado, finos matices especiados de la madera, cierto aspecto a hierbas balsámicas (salvia, tomillo, menta), especias y maderas dulces con un elegante gesto orgánico, y un fondo en el que se conjugan los valores de pétalos carnosos con los orgánicos y minerales (grafito, turba). En boca la fruta roja de hueso se muestra carnosa y algo dulce, con fenomenal textura, notas cerúleas de crianza, valores licorosos y especiados (guindas en licor, regaliz, café tostado), frutillos acídulos en el paladar medio, buena acidez cítrica, especias dulces, tabaco y maderas fragantes (sándalo), una pujante tanicidad que, junto a la acidez, equilibra la sensación “golosa” anterior, y un final sabroso y largo donde, junto a los valores minerales y salinos aparecen valores de maderas fragantes y flores secas que le regalan una dimensión extraordinaria y auguran una larga y proverbial guarda.

EnologíaBruno Rolland
Denominación de OrigenA.O.C. Saint-Julian
ViñedoSelección de parcelas en la propiedad, en el conocido como “Grand Clos”
Variedades82% Cabernet Sauvignon, 10% Merlot, 8% Cabernet Franc
Contenido Alcohólico13.9% 
Crianza: En torno a año y medio en barricas de roble francés mayoritariamente nuevas (75%)

Sobre la bodega

Como casi todas las grandes propiedades del corazón sustantivo de Burdeos, el Médoc, Léoville-Las Cases, en el notable municipio de Saint-Julien-Beychevelle, tiene una larguísima y enjundiosa historia que no cabría ni en diez páginas como ésta. Importa, y de qué manera, la más reciente, envuelta de algún modo siempre en la polémica, de la cual la casa bordelesa ha salido siempre no sólo indemne sino sumamente fortalecida. Lo más interesante en la propiedad ha sucedido en los últimos ciento y pocos años, desde su adquisición por parte de Théophile Skawinski, tatarabuelo de los actuales propietarios, y la pequeña controversia tiene que ver con la posibilidad de su ascenso en la rigurosa clasificación o escala jerárquica de Burdeos, que data de 1855, en razón a su calidad (lo separa de Châteu Latour un mínimo arroyo, el Juillac) y a la seria defensa que vienen haciendo no sólo del territorio de Saint-Julien, sino igualmente del del vecino Pauillac, a cuyo pujante y noble carácter sus vinos se asemejan de modo perfecto. El progreso contemporáneo de la marca se dio de la mano de Michel Delon, bisnieto de Théophile, y se ha asentado con la de su hijo Jean-Hubert, actual propietario (bajo el nombre de Domaines Delon, no sólo de Léoville-Las Cases sino asimismo de Château Potensac (también en el Médoc) y del Châtean Nénin en Pomerol.

Sobre el viñedo

Las en torno a cien hectáreas del Château Léoville Las Cases, en el municipio médocain de Saint-Julien-Beychevelle, aorillado en la margen derecha del estuario de la Gironde, se asientan en terrenos llanos y arcillo-calcáreos con suaves ondulaciones, buena exposición solar y enorme diversidad por la combinación de arenas, arcillas y gravas, en esencia un lecho de piedras calizas cubierto de un manto arcillo-calcáreo de color muy claro que ofrece ante todo un fabuloso drenaje. El viñedo en propiedad se divide en el “Grand Enclos” (50 hectáreas), de cuya selección procede el “Grand Vin” que nos ocupa, le “Petit Clos” y una parcela anexa (45 hectáreas) de la que ha salido históricamente otro gran vino, durante largo tiempo considerado (erróneamente) segunda marca de la propiedad, llamado Clos de Marquis. El “Grand Enclos”, que disfruta de una temperatura media anual dos grados más elevada que el resto de viñedo, cuenta asimismo con suelos superiores en términos cualitativos, ya que son más profundos y abundan en cantos rodados. Otros datos de interés proceden del modo en que la propiedad mima su patrimonio genético (cuentan con hasta ¡265! clones distintos de la Cabernet Sauvignon), asunto crucial en el mantenimiento de la tipicidad del cru (o pago específico) y de los vinos resultantes.

Sobre el enólogo      

Polémico y curioso como pocas otras propiedades en el mundo, Léoville Las Cases también lo es desde el punto de vista técnico, en particular por una coincidencia que ha dado forma a su extraordinario devenir moderno. Hemos mencionado como el gran progreso contemporáneo del château se produjo durante el último cuarto del siglo pasado, bajo la gerencia de Michel Delon y la sobria enología del “otro” Michel Rolland (no el famoso e igualmente polémico flying-winemaker que todos tenemos en mente). Pues bien: tras la llegada de Jean-Hubert Delon, actual propietario junto a su hermana Geneviève d’Alton, en sustitución de su padre Michel al frente de la propiedad, también se produjo el relevo en la dirección técnica, de nuevo “de padre a hijo”, cuando Bruno Rolland asumió las riendas de su progenitor después de la jubilación de éste. En suma, dos generaciones en dos ámbitos perfectamente complementarios en el château manteniendo la misma filosofía de trabajo en una propiedad que rebosa una asombrosa identidad.

"De Vivino para ti"
Greg

Vivino 4.5★ (Usuarios App - 241 valoracionesColor granate madura, floral, turba, todavia tiene acido lacteo, piel, ahumado, disolventes, frutas maduras, minerales. Sorprendente.” P. R. (Usuario Vivino) Señores de pie!" F. S. (Usuario Vivino)

4.3★ Vivino - Château Leoville Las Cases (25583 valoraciones) - Premium Winery

3 estrellas - Coup de Coeur - Guide Hachette 2014 "Se entiende que se dieron los valores para lograr vinos de excepción, como es sin duda evidente en la añada 2010. Pujante a la vez que delicado, su carácter aúna confitura de fruta y cálidas notas de la madera. La nariz es fresca y pura y el paladar amplio, con una textura, una concentración y una longitud realmente excepcionales, y sin arista de ningún tipo; muy al contrario, los taninos revelan una suavidad y una calidad sápida realmente únicas, y dejan entrever asimismo un potencial de guarda extraordinario. Y hay que atreverse a decirlo: por su carácter, cabe “olvidarse” de este vino durante, al menos, los próximos seis o siete años, aunque una década sería incluso preferible para su consumo óptimo…"

100 pts - Wine Enthusiast - Cellar's Selection - 01/05/2013 "Un vino de una enorme potencia, con una abundante y profunda tanicidad y sin duda elaborado con la idea en mente de un largo reposo en botella. Posee una estructura atenta a un concepto bordelés clásico y un perfil casi “escultural”, con elegante expresión de frutos negros de óptima madurez, fresca acidez, y una potencia y concentración excepcionales en las que la acidez y la mineralidad constituyen su columna vertebral. Un gran vino, con asimismo gran potencial de guarda."

99 pts - Wine Spectator - 31/03/2013 "Extraordinario y puro desde el primer momento, con intensas notas de grosella y mora, si bien asume después un carácter más austero, con (eso sí) una férrea estructura que logra hacer relevantes los deliciosos e insospechados valores de betún, té negro, licor de regaliz y los matices anisados del pastis. Con enorme longitud, suculencia y una fina y sabrosa tanicidad. Un muy perfilado y preciso ejemplo de Cabernet Sauvignon con un paladar inacabable. De consumo óptimo entre el 2020 el 2040."

99 pts - James Suckling - 10/07/2015 "Un vino cuya nariz “respira” notas de frambuesa, arándanos y grosellas de una preciosa pureza, con matices florales que nos conducen a un paladar potente y taninos tan bien integrados que poseen la textura de la más fina de las sedas. La fruta muestra una elegante y rica expresión, así como una finura y una contenida delicadeza sólo comparables a la de grandes añadas como 1989 y 1995. La pujante y deliciosa acidez le regala igualmente una textura cremosa a la vez que suculenta. El porcentaje de Cabernet Sauvignon en esta añada es ligeramente superior a la 2009. Se recomienda una guarda de al menos seis u ocho años."

96+ pts -  eRobertParker #232 – Febrero 2013 El 2010 es la quintaesencia de la elegancia clásica típica en los grandes vinos bordeleses: preciso y firme, tal vez algo más ligero que los otros embotellados de la denominación (Saint-Julien) de esa añada, si bien con estupendo carácter y potencial de guarda en botella y una expresión que recuerda a la del 1986, aunque con más potencia y concentración. Con un pH de 3,56, conjuga Cabernet Sauvignon (82%) con un 10% de Merlot y 8% de Cabernet Franc. Su crianza sucedió mayoritariamente en barricas nuevas (75%), y el alcohol alcanzó los 13,7 grados; muestra abundantes notas de grosella, vainilla y cedro, y requiere una guarda en botella de al menos siete u ocho años, si bien se le adivina una positiva evolución en las próximas tres décadas."

95+ pts - Josh Reynolds - Vinous - Julio 2013"Color granate brillante, con una nariz vibrante que aúna las notas de fruta silvestre (moras, arándanos) y grafito con intensos apuntes minerales (piedra seca) y un matiz a licor de cerezas con la aireación. Deliciosamente sedoso en textura y algo reservado en conjunto, muestra asimismo un matiz medicinal que envuelve la profunda expresión a frutos negros maduros, además de una potente acidez cítrica, una mineralidad marcadamente salina, y un final extremadamente largo y vivo que se apoya en su firme tanicidad y que augura un Las Cases espectacular con 12 o 15 años de guarda."

20 pts - La Revue du Vin de France "Excellence du vignoble français. Les meilleurs terroirs exploités par les plus grands vignerons. Déguster leur vin est toujours un moment magique."

19,5 pts - Bettanne + Desseauve "Un seul mot, admirable ! Un des sommets absolus du millésime et un joyau pour toute la prochaine génération."

Fotos: Château Léoville Las Cases, bodega y viñedos.

Saber más sobre Château Léoville Las Cases 2010 - ¡La perfección! 4.5★ 100pts Wine Enthusiast 99pts Wine Spectator 96+pts R. Parker... en www.vivino.com

¿ERES MAYOR DE EDAD?

Esta web está reservada a personas mayores de 18 años, con edad legal para consumir alcohol conforme con la legislación española vigente. Te aconsejamos que no intentes entrar en este sitio si no cumples con este requisito.

SI, TENGO 18 AÑOS O MÁS